was successfully added to your cart.

Nuestros quesos

Todo lo que debes saber sobre el queso curado

queso curado

El queso curado es una de las múltiples variaciones de esta joya de la gastronomía española, el queso, donde un sabor tan fuerte como intenso está presente. Esta delicia es conocida por ser de los principales derivados de la leche animal que, tras un proceso de cuajado o eliminación del suero y un tiempo de maduración, adquiere una consistencia diferente. Precisamente de este proceso de elaboración dependerá que el resultado final sea un queso curado, semicurado, fresco, tierno… Pero ¿qué es realmente el queso curado y que características tiene? En primer lugar, se trata de un producto sometido a un proceso de maduración o añejado, que no es más que una técnica de conservación. Durante el período de curación, el alimento experimenta diferentes cambios, tanto a nivel estructural como interno. A medida que pasa el tiempo, su propia agua va desapareciendo, dándole una textura mucho más seca y menos tierna. De esta forma, el sabor se concentra y se ve intensificado, lo que hace que se caracterice por un regusto fuerte y salado. Todo esto ayuda a una mejor conservación por más tiempo, proporcionándole una mayor vida útil.

La diferencia entre un queso curado y uno semicurado reside principalmente en el tiempo de maduración. En el primer caso, su maduración tiene que oscilar entre cuatro y siete meses. Por el contrario, para el semicurado, el tiempo empleado en dicho proceso es mucho menor, llegando a verse reducido a dos o tres meses, lo que atribuye el prefijo “semi”. Para los amantes indiscutibles de este producto español, en Moraleda contamos con una amplia variedad, tanto curados como semicurados que deleitarán tu paladar desde el primer bocado.

Todo lo que debes saber sobre el queso curado

NUESTROS TIPOS DE QUESOS CURADOS

1.Crema de queso curado: tu opción favorita, ahora disponible en crema para untar. Su elaboración artesanal a partir del queso de oveja y aceite de oliva, le otorga un sabor más que característico que nos atrapará. Recomendamos acompañarlo por productos típicos de nuestra tierra como la miel o el membrillo.

2.Queso de oveja en aceite: esta opción es nuestra recomendación para los amantes del queso más exigentes. Su sabor intenso y picante es fruto de la larga tradición manchega, que hará las delicias del paladar de todo aquel que lo prueba.

3.Queso de oveja reserva: especialmente recomendado para los verdaderos amantes del queso, este producto se elabora de forma artesanal con leche cruda de oveja, para después voltearlo y aceitarlo a mano durante los 12 meses que maduran en bodega. Una verdadera delicatessen al alcance de todos.

4.Queso de oveja/cabra: inspirado en la receta rescatada de nuestros antepasados, deriva en un producto único elaborado con leche cruda de oveja y cabra a partes iguales. Sin duda, el queso que recordarás.

5.Queso curado de oveja: todo un clásico en cuanto a sabor y calidad elaborado con leche cruda de oveja y madurado en cava durante seis meses. Por su sabor inigualable y su aroma profundo resulta premiado todos los años en el Concurso de Quesos más importante del mundo, el World Cheese Awards.

Leave a Reply